¡Feliz día de reyes!

En las últimas semanas no había podido darme el espacio para escribir una nueva entrada, pues entre preparativos para navidad, año nuevo y las toneladas de trabajo que estas fechas implican parecía que mi tiempo no rendiría pero las cosas salieron muy bien después de todo. En navidad me la pasé con mi familia, cenamos, nos dimos abrazos, regalos e hicimos todas aquellas actividades navideñas de cada año. En año nuevo me fui a Mexicali con los Castro, aquella hermosa familia de la que les conté en la publicación de mi cumpleaños. Esa noche comimos hasta no poder más, tronamos algunos cohetes, cantamos en el karaoke y no dormimos hasta las 7:00 am fue un muy buen festejo e inicio de año.

     El día de hoy, es el día de Reyes y ha estado invadido de lindos recuerdos pues cuando era pequeña esperaba más a los Reyes Magos que al panzón de Santa Claus. Como dato curioso y para quienes no lo sepan yo nací en la ciudad de México y allá pedir tus regalos a los Reyes es mucho más común que pedírselos a Santa. Recuerdo que yo pedía muñecas, ropa, zapatillas y maquillajes (de juguete), bebés nenuco y cosas que una niña pequeña pediría en esos tiempos (por ahí de los 90’s). Lo que me resulta curioso, es que hoy las cosas han cambiado mucho… hoy los peques piden celulares, computadoras, consolas de videojuegos, entre otros. Mis hermanas no fueron la excepción y a una de ellas pidió y le trajeron  un par de controles usb para jugar en la computadora, regalo que para nada me disgustó hahaha pues yo también estoy disfrutando de sus beneficios, ya nos aventamos una muy buena partida de Mario Kart  y otras más de Super Smash Bros, Genial ¿no?

     Pero bueno, el punto al que quiero llegar es que a pesar de que los tiempos cambien y también los deseos de los niños, lo que permanece y no cambia es la ilusión… yo casi casi me ponía a llorar viéndolas lanzar sus globos al cielo y recordando aquella foto descolorida en donde la “yo pequeña” hacia exactamente lo mismo con un globo rosa chicle. Me encanta poder ser parte de esto y poder ver su alegría cuando al amanecer aparecen sus regalos, recompensa por  ser buenas niñas. Yo desafortunadamente ya no soy tan inocente ni tampoco buena niña haha y no recibo regalos bajo el árbol pero es parte del crecer… así que aprovechando la ocasión me gustaría felicitar a mis hermanitas (que seguramente están leyendo esto –por lo que también les pido discreción en sus comentarios, nada de palabrotas porfavor :P-) por aún recibir sus regalos gracias a su esfuerzo por portarse bien y decirles que aprovechen estos momentos tan bonitos ya que pocas cosas son más lindas que ser niño :)

     En fin, en un ratito más me comeré un pedazo de una deliciosa rosca y seguiré con la lluvia de buenos recuerdos. Espero que para ustedes también sea así y que se la hayan pasado muy bien, aunque ya no les traigan regalos por portarse mal 😛

¡Feliz día de Reyes!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>